¿Viajando a Cuba? Asegúrate de que estás completamente preparado

Viajar a Cuba se ha vuelto cada vez más común y popular, especialmente desde que Estados Unidos eliminó las restricciones. Para aquellos que ya han visitado el país, es fácil determinar por qué tantas personas hacen el viaje año tras año. Sin embargo, si es la primera vez que visita el lugar y desea disfrutar de la hospitalidad local y de tantas características como sea posible, existen ciertos pasos y guías específicas que debe seguir.

Por lo menos, asegúrese de tener su visa antes de su llegada y cuando esté listo para partir, prepárese para cambiar de moneda cuando aterrice y no espere poder comunicarse fácilmente con el mundo exterior. Uno de los grandes placeres de Cuba es que parece que estás retrocediendo a una era pasada, pero esto significa que tendrás problemas para acceder a Internet, mientras que la cobertura de tu teléfono móvil puede ser irregular una vez que estás fuera de las principales ciudades. y los grandes centros turísticos.

Visas, pasaportes y seguro de salud

Hay una serie de requisitos que debe cumplir para viajar a Cuba, como los hay cuando viaja a cualquier paìs extranjero.

Aunque las restricciones de viajes entre Cuba y los Estados Unidos se han aliviado, todavía existen restricciones. El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos brinda 12 razones viables para viajar al país, pero el turismo y las visitas turísticas no se encuentran entre estas razones. Como tal, viajar desde los EE. UU. a Cuba sigue siendo un desafío para aquellos que quieran arriesgarse.

Para todos los demás, obviamente es necesario tener un pasaporte, una visa y también necesitarán un seguro de salud. La Visa se la pediràn tanto a su llegada como a su salida del paìs,  así que asegúrese de no perderla. Igulamente es posible que se le solicite un comprobante con su seguro de salud. Afortunadamente, el sistema médico de Cuba es sorprendentemente bueno, pero las infraestructuras no estan realmente cerca, por lo que puede requerir muchos viajes para llegar a un hospital o otro centro de atención médica. Lleve consigo un botiquín de primeros auxilios.

Intercambio de dinero

La moneda cubana no es una moneda comercializada en todo el mundo, lo que significa que no puede cambiar efectivo antes de llegar al país. Además, si bien las tarjetas de crédito son supuestamente aceptadas, tendrá dificultades para encontrar cajeros automaticos.

Hay otras consideraciones monetarias que se deben tener en cuenta, en el caso que se lleven dólares estadounidenses; pues el cambio comporta un 10% adicional de comisión; mientras que las tarjetas de crédito emitidas en EE. UU. no se aceptan.

Recuerdese siempre que aunque los cajeros automáticos estèn disponibles y ocasionalmente tengan efectivo en las principales ciudades, son mucho menos prevalentes fuera de ellas; asi que le recomendamos que tome dinero en efectivo, olvide los cheques de viaje.

Cuando cambies dinero en efectivo, recibirás cucs, que son esencialmente pesos turísticos (Pesos cubanos convertibles). Desde el levantamiento de las restricciones de viaje a ciudadanos de los Estados Unidos , es posible gastar dólares estadounidenses en algunos lugares, y los principales hoteles y centros turísticos son más propensos a aceptar tarjetas de crédito. Prepárate para dar propina por casi todo, incluso cuando viajas en los increíbles autos clásicos estadounidenses de los años cincuenta.

Instalaciones y utilidades

De la misma manera que puede resultar muy difícil acceder a su dinero mientras se encuentra en Cuba, puede ser igualmente difícil encontrar acceso a Internet. Los hotspots WiFi son prácticamente inexistentes y, aunque los hoteles y resorts ofrecen acceso por hora, cuesta mucho dinero y la calidad es deficiente. Los cibercafés también están disponibles en La Habana y otros pueblos y ciudades, pero escucharás el sonido de una conexión de acceso telefónico, y no deberías esperar hacer muchas cosas durante el tiempo que reserves en línea. Sorprendentemente, sin embargo, el acceso a un teléfono móvil es mejor que el acceso a Internet. Obviamente, no podrá usar aplicaciones basadas en Internet o GPS, y los sistemas GPS no están permitidos en el país. Sin embargo, no debería tener problemas para enviar o recibir mensajes de texto o para realizar y recibir llamadas telefónicas a través de su teléfono móvil.

Antes de viajar, debe consultar con su operador de telefonía móvil para determinar los costos, y siempre es una buena idea avisarle a su compañía de telefonía móvil que está viajando al extranjero porque puede evitar problemas cuando llegue y necesite realizar una llamada.

Tenga en cuenta que Cuba todavía es un país bajo embargo y aunque se han abierto muchos servicios para que los restaurantes privados y las residencias privadas puedan ahora ofrecer servicios a los visitantes, aún puede haber escasez de algunas instalaciones y servicios públicos. Si te quedas en un hotel o resort importante, es menos probable que notes cortes de energía forzados para garantizar que la energía dure.

 

Casas Particulares

 

Casas Particulares ofrece una alternativa vàlida, posiblemente más auténtica y más asequible a los hoteles. Usted se queda en una habitación, apartamento o casa, que pertenece a una persona del lugar. Ademàs de su alojamiento podrà pedirle y pagarle al dueno de casa, otros servicios como el desayuno, almuerzo o la cena.

Alojarse en casa particular es sin dudas la experiencia más auténtica y la mejor opción para conocer y vivir con las familias cubanas.

 

 

Pruebe y reserve tanto como sea posible por adelantado

 

Es verdad que se han levantado algunas restricciones a las empresas privadas, pero es posbile que algunos servicios no siempre estèn disponibles. Es por esto que aconsejamos confirmar y reservas servicios como la renta de autos con meses de antelaciòn.

 

Para evitar desilusiones, debería considerar reservar tantas actividades y atracciones como sea posible antes de viajar. En el pasado, reservar un hotel no garantizaba que se le otorgara la habitación que había reservado, pero esto se ha convertido en un problema mucho menos problemático.

 

Cuba es un país increíble, y ofrece vacaciones excepcionales. Un viaje a Cuba vale la pena , pero es importante conocer antes de partir todas las posibles limitaciones y problematicas que se puedan presentar, en modo de disfrutar su estancia plenamente. Disfruta de un clima increíble, playas de arena y una experiencia auténtica que parece sacada de la década de 1950